Ir al contenido principal

NO HAY NADA MÁS FACIL QUE

Aquello en lo que te enfocas, es aquello que inevitablemente sucederá.

No hay nada más fácil que encontrar una razón para preocuparse. Basta con encender desde muy temprano la televisión y buscar algún noticiero. En cuestión de segundos puedes tener mil pensamientos sobre lo mal que están las cosas y el callejón sin salida que representa el futuro.

Y si queremos más, platicamos con alguien en la oficina, en el transporte o el vecino  y confirmamos nuestra idea de lo “difícil que está la vida”. ¿Y sabes qué? Que mientras más pensemos que la vida es dura, más lo será.  Así funciona. Podemos llamarlo ley de atracción, ley de causa y efecto o simplemente tener buena o mala vibra.

Citando a Gaby Vargas, en uno de sus artículos, menciona  “Enfocarnos en lo negativo de las personas o de las cosas –costumbre arraigada en muchos de nosotros–, ignorar el momento, no apreciarlo o dar por un hecho una bendición, es la clave del sufrimiento".

Y es cuando surge la pregunta ¿qué determina que nuestro día sea divertido, enriquecedor y lleno de cosas agradables, o bien, que esté lleno de incidentes, malestares o tristeza? La respuesta es “nuestros pensamientos”. Aquello en lo que te enfocas, es aquello que inevitablemente sucederá.
Si crees que no te darán el pago que estás esperando, así será. Si crees que te dará gripa porque no llevaste suéter, te enfermarás. Pero la buena noticia es que el poder del pensamiento, sin lugar a dudas, funciona a la inversa también.  Si crees que hoy será un buen día, que te sucederá lo mejor, así será, tendrás el mejor de los días y las mejores cosas pasarán como por arte de magia.

¡Parece una labor tan difícil como ir a la guerra! ¿Cómo dejar de lado tanta información negativa que escuchamos, vemos o simplemente forma parte de nuestra manera de pensar? Ah, pero la otra buena noticia es que podemos cambiar nuestros pensamientos a través del hábito. Es como hacer ejercicio con la mente. Lo importante es estar alertas, empezar poco a poco a categorizar nuestros pensamientos, y una herramienta muy útil es preguntarte “¿cómo me hace sentir esto que pienso?”, si la respuesta es bien, ¡adelante! Tienes en la mente un pensamiento positivo que representa la enorme posibilidad de que más cosas buenas lleguen a tu vida. Si la respuesta es “mal, esto que pienso no me hace sentir bien” entonces ese es un pensamiento que hay que erradicar sustituyéndolo por otros positivos y agradables. En lo personal me ayuda mucho enfocarme siempre en las bendiciones que tengo, en las sencillas cosas que me hacen la vida más fácil y divertida, puede ser desde tener agua caliente para bañarme, hasta poder  ver a mi hijo al salir de la escuela. Decidir qué queremos pensar es cuestión de práctica y de estar conscientes.

 Recuerda, tenemos como seres humanos, no sólo la capacidad de pensar, sino de DECIDIR qué pensar. Existe esa libertad en cada uno de nosotros y podemos usarla, siempre es cuestión de querer hacerlo.
Y la idea principal de estar vivo, pienso, es cambiar la primera oración de este escrito, en lugar de afirmar que “no hay nada más fácil que encontrar una razón para preocuparse”, tener toda la seguridad y convicción de saber que “no hay nada más fácil que encontrar una razón para ser feliz, para sonreír, para disfrutar de la intensidad de la vida, para ser mejor y esperar lo mejor”.


¡No perdemos nada con intentarlo!
De corazón, Mar Barbosa.


Entradas populares de este blog

Ho'oponopono: suelta, confía y sana tu vida.

¿Qué es Ho'oponopono? ¿De dónde surge? ¿Cómo practicarlo? ¿Qué me ofrece? Esta herramienta de resolución de problemas puede cambiar tu vida. Sana profundamente aquello que te lleva a manifestar dolor y sufrimiento, a través de la repetición de palabras. Charla compartida en el marco del evento "Sagrado Mercadito" en Cholula, Puebla. **El video tiene fallas de origen, pero espero de corazón que el contenido te sea útil.** Más información para sesiones individuales, mis libros y conferencias: Mi blog:  https://blogdemarbarbosa.blogspot.mx/ Facebook:  https://www.facebook.com/mar.barbosa.7 Email: mar.barbosa.c@gmail.com #Hooponopono   #SueltaYConfia   #SanaTuVida

25 SUGERENCIAS PARA VIVIR MEJOR

1. Ama lo que haces, haz lo que amas. 2. No pienses que mañana llegará lo que necesitas para ser feliz, agradece lo que tienes hoy. 3. Cree en ti mismo, aunque los demás digan lo contrario, confía en tu instinto. 4. Piensa en grande, pero da pasos pequeños y firmes diariamente, sin detenerte. 5. Comparte, da, ofrece… lo que das, recibes. 6. Descubre una nueva cualidad tuya cada día, te sorprenderás lo maravilloso que eres. 7. Fluye con la vida, no te apegues, suelta lo que te daña. 8. Corre el riesgo de ser tu mismo, sin miedo al qué dirán. 9. Haz algo nuevo cada día, no te estanques, muere lentamente quien no se renueva. 10. La vida es cambio, es novedad, es emoción… eso hace que valga la pena. 11. Comprende que el otro, aquél que tanto de daña, tiene una historia quizá mucho más dolorosa que la tuya. 12. Despeja tu vida de lo viejo, de lo que te impide crecer, de lo que te incomoda. 13. Sonríe sin razón, baila sin razón, alégrate sin razón. Pronto tendrás ra

AMA TUS MIEDOS

Te puedes imaginar un día lleno de momentos divertidos, de momentos en los que te sientes pleno y absolutamente agradecido con la vida. Te puedes imaginar un día lleno de situaciones que te hacen sentir cada vez mejor, cada vez más tu mismo, cada vez más cerca de la realización de tus sueños. Esto es posible, absolutamente posible y al alcance de todos los que en un momento de su vida DECIDEN vivir si miedo. El miedo forma parte de nuestra esencia, de nuestra manera de enfrentar la vida, porque lo hemos aprendido desde niños. El problema es que el miedo, que en su naturaleza es una emoción que nos previene de situaciones de riesgo, desempeñando un papel de “alarma” para protegernos, toma dimensiones fuera de la realidad y se vuelve una barrera que nos impide correr libres por la vida, se convierte en un sentimiento que nos paraliza, que nos hace llorar y que nos aleja cada día más de poder sentir y disfrutar cada momento de nuestros días plenamente. Es una sombra que pareciera